Entramados polarizados en contextos democráticos

Consideraciones a partir de una narrativa

Por Jorge Ernesto Hermida

Jorge Hermida es abogado, docente de la UBA y miembro del Seminario sobre Teoría del Conflicto en el Instituto Gioja.

Jorge Hermida

“Si no es todo es nada”

La nueva gestión gubernamental, surgida de los comicios celebrados en la República Argentina el día 19 de noviembre de 2023, ha instalado esta frase, como faro en la noche del navegante, frase ya utilizada previamente en la campaña última[2]. Este artículo no se propone cuestionar la realidad ni a buscar el sentido del todo o de la nada misma, sino aportar consideraciones acerca de una narrativa inaugurada con un spot de campaña política.

 A poco de andar y analizar el impacto y las consecuencias de esa narrativa, que la tiene como punta de lanza, observamos que este tipo de enunciados pueden tener una influencia negativa en el imaginario de una sociedad, a partir de un discurso que parece desconocer la naturaleza de los entramados sociales, políticos y económicos, lo que trae aparejado un aumento de las tensiones, y una confrontación permanente.

Inserta en un contexto social atravesado por una multiplicidad de crisis, la económica, la institucional, la de los partidos políticos desgastados por la falta de credibilidad y de propuestas claras y precisas que aporten certezas a la sociedad, esta frase alimenta una polarización que parece desconocer o carecer de las herramientas y habilidades para la construcción de los consensos necesarios que permitan a salir del estado de incertidumbre y desconcierto que toda polarización descalificante, ciega, sorda y muda provoca.

Elecciones en Argentina

Toda sociedad es producto de un sinfín de entramados propios de la complejidad de su propia identidad y naturaleza, que la enriquecen. En los enfrentamientos, en las diversidades propias de la naturaleza humana, subyace un entramado de valores que otorga identidad a los miembros de una sociedad, que ha surgido, evolucionado y crecido pese a sus diferencias y diversidades.

La Teoría de la Complejidad[i] nos enseña que no es posible entender el todo, separando o aislando sus partes; de acuerdo con ella, es así como deberíamos pensar los sucesos políticos y sociales, de manera multidimensional, como un producto de ese todo que nos forma y conforma.

Por lo tanto, si analizamos la tan mentada frase a la luz de estos postulados, “si no es todo es nada” comienza a carecer de sentido y de utilidad a fin de encontrar posibles salidas de las crisis profundas.

Conflicto en Argentina

Es cierto que nuestras instituciones democráticas se encuentran degradadas por diversos motivos[i]. Luego de estos primeros 40 años, los consensos vigentes están cuestionados, la crisis social y económica ha horadado los pilares de la estabilidad republicana.

En el caso que analizamos, con un liderazgo por contingencia[ii] surgido en la última elección, este se da en referencia a un contexto social concreto, y se encuentra condicionado por la situación en la cual se ejerce. Sin perder su capacidad de resiliencia, quien ostenta este tipo de liderazgo se debe reconstruir rápidamente, tomando en cuenta cual sería el comportamiento ideal en cada acción a realizar.

Y si por añadidura, este liderazgo solo tiene un carácter parcial dado que la representación en uno de los poderes del estado, el legislativo, le fue esquiva, esta situación obliga a reconocer y poner en práctica el arte y la ciencia de la negociación, la capacidad de convencer y de ser convencido, existiendo una influencia recíproca entre los diversos actores.

Solo así con un tratamiento colaborativo, reestructurando las diversas propuestas, incorporando las nuevas producto de la gestión de los conflictos que se susciten, podremos dejar de lado esta polarización que tanto nos aleja del aprendizaje sobre la co- construcción de la solución de nuestros problemas y su práctica.

Esta mirada de la realidad actual y su análisis me fue posible a través de la utilización de la Teoría Sistémica del Conflicto, y los diversos estudios sobre conflictología, así como los encuentros del Seminario Permanente de Investigación Remo F. Entelman “Teoría del conflicto: del objeto al sistema, UBA.

Notas y referencias

  1. Ver también Calcaterra, R.A., La teoría de la cooperación en contextos de confrontación obsesiva.
  2. El spot de Patricia Bullrich, You Tube, La Política Online, 7/7/2023.
  3. La teoría de la complejidad desarrollada por Edgard Morín critica la visión clásica del conocimiento científico que consiste en poner de manifiesto unas leyes simples detrás de la complejidad aparente de los fenómenos sociales. De hecho, esta manera de pensar mutila, reduce y simplifica la realidad. La teoría de la complejidad de Edgar Morin – Diálogo filosófico, https://dialogofilosofico.com. La teoría de la complejidad permite explorar a sistemas a partir de su composición como una totalidad, https://revistas.unsa.edu.pe.
  4. Adam Przeworski, al responder la pregunta acerca de ¿adónde pueden llevarnos el desgaste institucional y la polarización?, en su libro La crisis de la democracia (Siglo XXI editores, Madrid, 2022), analizando las condiciones de países de América y de Europa en el período más reciente, de 2008 hasta hoy, examina la desestabilización de los sistemas tradicionales de partidos, el crecimiento de las derechas, el estancamiento de los bajos ingresos, la polarización que atraviesa el tejido social y afecta incluso la vida familiar, la caída de la creencia en el progreso material.
  5. A diferencia de otros estilos, el liderazgo por contingencia hace referencia a un contexto social concreto y parte del supuesto que está esencialmente condicionado por la situación en la que se ejerce. Calcaterra, R.A., El conflicto como sistema, Astrea, Buenos Aires 2021, pág.81.

Deja una respuesta